Hablando de todo

EL PACTO

El día que renazca volveré a hacerlo en el sur, en estos páramos de sudor y olvido, donde el tiempo languidece entre celajes quiméricos y sones campesinos, en estos campos de sueños inconcretos y revoluciones perdidas. El sur se hundió en mi alma como una daga luminosa blandida por la eternidad.

Entre el sur y yo hay un pacto de honor y sangre firmado ante Dios en pergaminos de lealtad, un pacto al margen de la muerte: Yo renazco en él mientras él me inspire versos y rebeldías, romances incombustibles y utopías de poeta. Aún sigue en vigor, quién sabe desde cuándo.

Deja un comentario


18 + cinco =