Hablando de todo

Buscad la felicidad donde pocos la busquen y la encontraréis. Despreciad las coronas y los cargos, el oro y los blasones, la gloria del mundo, el beso de los ricos y el retumbo hueco de los títulos. Huid de vanidades y boatos, de señoríos y heredades. No es más feliz quien más tiene sino quien mejor sueña.

Os deseo una Navidad llena de quimeras y de sueños. Luchad por ellos con el afán de los locos, el fanatismo de los profetas y la inocencia de los niños. Imaginadlos cumplidos, compartidos, pregonados por los confines del mundo. Estos días os deseo tantos sueños como vuestra imaginación pueda abarcar. Cerrad los ojos y disfrutadlos. Sed felices.

Deja un comentario


9 − 7 =